Summer 2010

 

May and June were full of tremendous blessings, such as the arrival of Camille from Hawaii to help us out for the summer and increased involvement from some of our youth in worship. Our Oansa club competed in a local competition. We also had the opportunity to build new relationships and prayer connections with people from the States who found us online and wanted to see the ministry while they happened to be in town.

 

 It was, however, a time of tremendous sadness as well. On June 6, Gustavo’s wife Isabel passed away, leaving behind an adult daughter and a seven-year-old son. Nine days before Isabel died she was in the hospital on the verge of death. The hospital does not allow children inside to visit, but they made an exception for her son Reynaldo so that he could say goodbye to his mother. The next day, Isabel felt much better and the nurses were surprised that she was still alive. She left the hospital that afternoon and gave a wonderful testimony in church on Sunday telling about how grateful she was that the Lord was always with her even though she had been very sick. Isabel died the following Sunday. Perhaps the Lord did one last miracle so that she could give a final testimony before the congregation. She was buried near Esteli where most of her family lives. Gustavo and his wife have been faithfully attending our church for years, and even helping out with sound systems and worship. Please be in prayer for him during this time of loss, and also for Isabel’s family.

 

May and June were also very busy for our school. Many people were honored as we celebrated Father’s Day, Teacher’s Day, and even Children’s Day, all national holidays. On Father’s Day, we had a special assembly where the upper grades from our school performed a special dance to honor their dads. On Teacher’s Day, there were songs, dances and poems read; and of course, a Bible message was shared on both days. For Children’s Day, which actually ends up being a week-long celebration, each grade in our school had a party on a different day, complete with games and a piñata. Everyone had a lot of fun.

 

 

 

July was a month full of teams, and at one point we had four at the same time! The first team to arrive was from Calvary Chapel Chelmsford in Massachusetts. Their fearless leader, Joe Pirrello,  brought a group of fourteen, mostly youth! They helped out with Sunday school to give all our local leaders a much-needed break, and one of them, named Julio, also taught the midweek service in Spanish to give Noel a break.

Besides helping out the local leadership, the Chelmsford team carried out a VBS session, finished several large work projects, completed several outreaches, and even lead worship a number of times. One highlight of their trip was when they held a spontaneous church session at Tent City, complete with Spanish worship and a passionate teaching by Julio. We had planned to break out into groups after that to pray with families and distribute Bibles and clothes; but we were rained out.

 

The second team to arrive was from Calvary Chapel Pasadena in California, lead by Tony Scotti. Their annual dental clinic was a blessing to many of our students and their families; and their cook, George Leal, was a blessing to the missionaries!

Pastor Tony taught two Wednesdays and a Sunday to give our pastors a much-needed break, and he also taught at our most recent couple’s meeting. The couple’s night, complete with service and dinner, was absolutely lovely. The Pasadena team, who had worked together with the Chelmsford team in Tent City, was also able to return to Tent City to finish the prayer groups and distributions. The people there were overwhelmingly touched by such attention, and so was the team.

 

The third team to arrive was from Calvary Chapel Twin Lakes in Arkansas, lead by James Mercado.  This was their first time coming to Managua, and it was wonderful to have them! They worked alongside the Pasadena team in the couple’s night and several outreaches (including the prayer groups at Tent City).

 

And while Pasadena worked on their dental clinic, Twin Lakes conducted an eyeglass clinic for reading glasses and even some prescription glasses. One of their team members, Mike Bauerlein , also gave our sound room a much-needed makeover.

 

There were two other teams that came in July, both from a ministry called OneHope. One of the teams, a group from Canada, is working on developing a long-term project to help the people from Manchester, the community along the lake. In the past, they came to conduct assessments and meet with Manchester community leaders; this time, it was all about building rapport. They came and ran a week-long soccer clinic for the kids that was hugely successful. The other OneHope team, a group from Florida, distributed Christian literature to literally hundreds of kids in schools around Managua.

 

Mayo y Junio eran llenos de muchas bendiciones, como la llegada de Camille de Hawai para ayudarnos durante el verano. Nuestro club Oansa compitió en un concurso local. También teníamos la oportunidad de construir nuevas relaciones y uniones de oración con la gente de los Estados Unidos quién nos encontró de internet y querían  ver el ministerio mientras ellos resultaron estar en Managua.

 

 

Era, sin embargo, un tiempo de gran tristeza también. El 6 de junio, la esposa de Gustavo, Isabel falleció, dejando a una hija adulta y un hijo de siete años. Nueve días antes de que Isabel muriera ella estaba  en el hospital al borde de la muerte. El hospital no permite que niños entren y visiten, pero ellos hicieron una excepción para su hijo Reinaldo de modo que él pudiera despedirse de su madre. Al día siguiente, Isabel se sintió mucho mejor y las enfermeras estuvieron sorprendidas que ella estaba todavía viva. Ella salio del hospital esa tarde y dio un maravilloso testimonio en la iglesia el domingo contando sobre que agradecida ella estaba que el Señor estuviera siempre con ella aunque ella hubiera estado muy enferma. Isabel murió el domingo siguiente. Quizás el Señor hizo un último milagro de modo que ella pudiera dar un testimonio final ante los hermanos. Ella fue sepultada en las montañas donde la mayor parte de su vida vivió con sus familiares. Gustavo y su esposa habían estado asistiendo fielmente a nuestra iglesia durante años, y hasta ayudándonos con la alabanza y adoración. Por favor esté orando  por el hermano Gustavo durante este tiempo de pérdida, y también por la familia de Isabel.

 

 

Mayo y junio estaban también muy ocupados para nuestra escuela. Muchas personas se honraron cuando celebramos el Día del Padre, Día del Profesor, y Día de Niños, todas las fiestas nacionales. En el Día del Padre, teníamos una asamblea especial donde los grados superiores de nuestra escuela realizaron un baile especial para honrar a sus papás. Durante el Día del Profesor, había canciones, bailes y poemas leídos; y por supuesto, un mensaje de la Biblia fue ensenado durante ambos días. Durante el Día de Niños, que realmente termina por ser una celebración de una semana, cada grado en nuestra escuela tenía un partido durante un día diferente, completo con juegos y  piñatas. Cada uno tenía y disfrutaban  muchas diversiones.

 

Julio fue un mes lleno de equipos misioneros, y uno de los retos que teníamos era cuatro equipos al mismo tiempo! El primer equipo que llegó fue de Calvary Chapel de Chelmsford en Massachusetts. Dirigido por su líder, Joe Pirrello, trajo un grupo de catorce !mayormente  jóvenes! Ellos nos ayudaron con las escuelas del domingo para dar a todos nuestros lideres locales un descanso muy necesario, y uno de ellos, llamado Julio, también enseñó el servicio de miércoles en español  para dar a Noel un descanso. Además de ayudar a los lideres locales. El equipo de Chelmsford realizó una sesión de escuela Bíblica de vacaciones, terminó varios proyectos de trabajos grandes, completó varios proyectos de evangelización, y hasta alabanzas en la iglesia. Una cosa grande de su viaje fue cuando ellos sostuvieron una sesión de iglesia espontánea en el barrio de champas (protestantes por daño causado por el Nemagon), completa con la adoración en español y una enseñanza por el hermano Julio. Habíamos planeado partir en grupos después para orar con las familias y distribuir Biblias y ropas; pero fue cancelado por la lluvia.

 

El segundo equipo a llegar fue de la Calvary Chapel Pasadena en California, dirigido por Tony Scotti. Su clínica dental fue una bendición para muchos de nuestros estudiantes y sus familiares; ¡y su cocinero, George Leal, fue una bendición para los misioneros!

El pastor Tony enseñó dos miércoles y un domingo dio a nuestros pastores un descanso muy necesario, y él también enseñó en la reunión de parejas más reciente. La noche de parejas, completó con culto y comida, era absolutamente maravillosa. El equipo de Pasadena, que había trabajado juntos con el equipo de Chelmsford en el barrio de champas, era también capaz de volver a el barrio de champas  para terminar los grupos de oración y distribuciones. La gente allí fue tocada de una manera  especial por tal atención, y el equipo también.

 

 

El tercer equipo a llegar fue de Calvary Chapel Twin Lakes  en Arkansas, dirigido por James Mercado.  ¡Esta era su primera vez visitando Managua, y era maravilloso tenerlos! Ellos trabajaron junto con el equipo de Pasadena en la noche de la parejas y varias campañas de evangelización, mientras el equipo de Pasadena trabajó en su clínica dental, Twin Lakes  condujeron una clínica de lentes  para leer;  lentes y hasta algunas gafas de prescripción. Uno de sus miembros de equipo, Mike, también hizo modificar el cuarto de sonido que necesitábamos mucho.

 

Había otros dos equipos que vinieron en julio, ambos de un ministerio llamado OneHope. Uno de los equipos, un grupo de Canadá, trabajó en el desarrollo de un proyecto a largo plazo de ayudar a la gente de Manchester, una  comunidad a lo largo del lago. En el pasado, ellos vinieron para conducir evaluaciones y encontrarse con líderes de la comunidad de Manchester; esta vez, era todo sobre para la edificación de una relación. Ellos vinieron y dirigieron una clínica de fútbol de una semana para los niños que fue enormemente exitoso. El otro equipo de OneHope, un grupo de Florida, distribuyó la literatura cristiana a literalmente cientos de niños en las escuelas alrededor de Managua.